martes, 4 de agosto de 2009

Variaciones para una espera- Paulina Movsichoff



El tiempo estrenaba ojos de perro para esperar tu nombre
o se enfundaba un traje de astronauta
como si se aprestara a descubrir la respiración de Bach en el huidizo esplendor
[de algún planeta
A veces llegaba con sus bolsillos de geranio
a encender con preguntas los rincones
que luego ensuciaría la ceniza
Su acento delataba infatigables travesías por puertos
donde el adiós entreteje el mimbre de su historia
Pero el tiempo se esmeraba en enseñarme a escribir tu nombre
con la tinta que a veces utilizan los perdones cuando tratan de distraernos del
[silencio
Yo lo esperaba con mi santo y seña
derramaba mi sombra como una hoguera en pleno campo
para que allí tendiera a descansar sus intemperies

2 comentarios:

  1. Construyes edificios muy bellos con las palabras...un beso de azpeitia

    ResponderEliminar